Tendencias

0

Decorar todos sabemos, pero decorar una vivienda no es facil y mucho mas cuando es un piso para vender o alquilar a alguien que no conoces.

Eso nos hace que cometamos el error de presentar la vivienda como un lienzo en blanco sobre el que decorar a su gusto y estilo, no teniendo en cuenta que los espacios vacíos tienden a parecer más pequeños de lo que realmente son.

En cambio decorar un piso para alquilar con 6 truquitos básicos, podemos ayudar a mostrarles las posibilidades que el espació ofrece creando un interior agradable y acogedor, favoreciendo un inquilino más a adecuado para su vivienda

Estas son las 6 claves para que una vivienda destinada al alquiler resulte atractiva para casi todo el mundo:

1. Espacios despejados, En la decoración de una vivienda de alquiler, hay que aplicar una de nuestras reglas de oro ‘menos es más’. Incorporando sólo aquellas piezas de mobiliario y accesorios decorativos más esenciales en cada habitación procurando que el espació quede despejado y pueda circularse cómodamente.

2. Colores neutros, Para suelos, techos, paredes y acabados, lo mejor es optar por el blanco, tonos neutros y maderas. Así una vez que el inquilino se haya instalado en la vivienda podrá añadir color mediante accesorios y textiles. Para conseguir contraste cromático, cuando el blanco quede demasiado monótono, pueden utilizarse colores neutros como el marengo, el gris claro o el beige y/o madera natural para suelos, muebles de cocina, puertas, armarios y demás.

3. Luz en cantidad, Interiores blancos y espejos ayudan a multiplicar la luz interior y así como a agrandar visualmente el espacio. Las ventanas deben estar despejadas para dejar que la luz natural fluya hacia el interior sin obstaculizar con cortinas, visillos o estores. Si la luz natural es escasa, se puede crear un interior íntimo y acogedor mediante la utilización de lámparas de pie y sobremesa o luces indirectas bajo muebles de cocina, interiores de armarios, etc.

4. Invertir en decoración, A la hora de amueblar una vivienda destinada al alquiler uno de los errores más comunes es decorarla con muebles que ya no usamos en casa, desgastados o pasados de moda. Es preferible presentar la propiedad completamente vacía a llenarla de muebles que desmerezcan el aspecto de la vivienda. Se puede escoger en un buen edredón y almohadas para vestir la cama, suaves toallas de calidad para el baño o incluso en alguna pieza de arte para el salón. Así la vivienda se presentará con estilo y accesorios esenciales de calidad, haciéndola mucho más atractiva en el mercado.

5. Mobiliario atemporal, Los muebles de una vivienda para alquilar deben ser resistentes, en tonalidades neutras y diseños atemporales. Existe una gran variedad de piezas icónicas de mobiliario, que combinan en un mismo diseño líneas clásicas con un estilo moderno y actual, de precio medio. Estas piezas son una buena alternativa a los muebles habituales que suelen llenar las propiedades de alquiler.

6. Decorar con flores, Si se alquila una propiedad amueblada, se deben evitar accesorios decorativos de forma que sea el inquilino el que cree un espacio personal con sus propios accesorios. Pero, si lo que se desea es presentar la propiedad con encanto, lo mejor es decorar con flores naturales y alguna planta de interior. Estas dan un toque de color a cualquier interior neutro y son fácilmente reemplazables por otros accesorios una vez que el inquilino se haya instalado

salon 1

Comentarios ( 0 )

    Deja Un Comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos están marcados *